Quejarse moderadamente

Andando y paseando, en una de mis grandes trashumancias en busca de la musa del humor. Vagando y divagando por las calles de la melancolía, de los recuerdos… Buscando la avenida de la inspiración, descubriendo la ciudad con sus ora angostos ora brillantes pasajes y callejuelas…
Vaya, que un día caminando por la calle me encontré con una de las quejas más moderadas que he visto en mi vida. Te quejas, pero poco, lo justo para mostrar tu desencanto con la situación que estás viviendo pero como que no quieres molestar a nadie. Tú te quieres quejar, pero que nadie se enfade.

Aquí un ejemplo:

queja moderada

quejándose

me quejo pero moderamente ¡jo!

En esta casa, esta familia, esta pareja o esta persona… no está conforme con el número donde les ha tocado vivir. De la calle no dicen nada, les debe gustar, pero el número que les ha tocado… mmmmmm…. no les gusta mucho. No le gusta vivir en el número 4 y su amarga queja se ve reflejada con la palabra “jo” debajo del número 4. O no le quedaban baldosines para poner jolín, jopelines, jopetas, joder… O simplemente quería quejarse… pero moderadamente, con un ¡jo!. No señores no, Aquí no vive un salvaje, aquí no vive un alterador social.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Una respuesta to “Quejarse moderadamente”

  1. tu Says:

    ja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: